Esencias de Poder del México antiguo

Esencias/ Plantas de poder del México antiguo

Quizá sientes tristeza , por ejemplo, no tienes motivos para estar así pero te envuelve, tienes la sensación que no te pertenece pero realmente lo haces tuyo. 

   Puede que creas en el Karma ¿Qué puedes hacer para sanar las huellas que dejó y no recuerdas?

¿Tu historia familiar es muy complicada, se repite de generación en generación, o por el contrario, reconoces un patrón como puede ser la rabia?

   ¿Eres fértil pero no te quedas embarazada?

   ¿Eres incapaz de superar una despedida/ amor/ ser querido?

   Si te digo que estas esencias pueden ayudarte,      ¿seguirías leyendo?

   Hoy en día, aún hay quien se asusta o reacciona de una forma brusca al oír el nombre de estas esencias. Aún las conocemos como «esencias chamánicas de México», nombre que en Europa sobre todo, causaba algo de reparo y rechazo por la implicación de la palabra «chamánicas -chamanas-chamán». Palabra tan bien tergiversada por el cristianismo cual texto apócrifo, que aún siendo de origen Euro/Asiática y cuya etimología te lleva directamente a «aquel que sabe, el que sana». Palabra que te transporta a lo ancestral, a las personas que se encargaban de sanar en los poblados a el resto de la comunidad con palabras, consejos, plantas y rituales (entendamos como rituales a una simple sauna con plantas aromáticas). Deformaron y pusieron entre dicho esta sabiduría de conexión con la Madre Naturaleza, libre y al alcance de todos, para tornarla manipulable, oscura y secreta, a través del miedo y el castigo. (Hoy en día, aun se encuentra en el diccionario como sinónimo de brujería, otra palabra digna de analizar). Lo más parecido a esta palabra hoy en día, sería: Chamán- Curandero- Sabio- El que sana- Médico del alma- Terapeuta- Herborista…

   Englobaría todo aquel, que a través de materias naturales, encuentra u ofrece un remedio para ayudar o sanar a otros (Puede ir desde unos hongos de los pies, un catarro, un ratito de compañía con un abrazo reparador). Por lo que queda claro, que si te haces friegas con alcohol de Romero, bebidas calientes de limón con miel, sopas de Tomillo, mascarillas nutrientes de yogurt o das abrazos reparadores  por citar alguna, siento comunicarte, que practicas un tipo de chamanismo.

   Una vez aclarado un poco el término, me pongo de nuevo a las esencias.

Aclarar, que si eres ex-alcohólico o estás en tratamiento para el alcoholismo, debes consultar con tu médico de cabecera antes de ingerirlas, ya que igual que las flores de Bach y otras tantas, tienen un porcentaje de alcohol o derivado.

   Estas esencias del México antiguo, constan de 21 esencias extraídas de hongos ,semillas, flores y cactus de México.

   Actúan sobre tres campos diferentes:

  • Pre-personal.Que es la historia relativa reciente (fecundación ,gestación ,nacimiento e infancia). Todo lo que siente del exterior el nuevo ser, lo que percibe del entorno.
  • Personal.El ahora, lo que percibo, tanto a nivel físico, emocional ,de vigilia, como lo que percibo en sueños, anestesias, amnesias, estados de shock, coma, etc.
  • Transpersonal.Historia familiar ,genética ,raíces, Karma, vidas pasadas…

   Son testadas de forma individual a través de Kinesiología y se configura una fórmula personal sobre aquello que nos dice que necesita ser tratado con prioridad. Apunto esto, porque no sería la primera vez que un paciente viene para tratar un tema que cree que urge solucionar y en realidad surge otro que ni recordaba que estaba y parece no estar relacionado con el malestar principal.Alguna vez incluso, han trabajado bloqueos que no son propios y pertenecen a otro miembro cercano que no ha venido a ser tratado(madre/padre/hijo /hermano).

   Limpian de forma intensa tantos niveles de conciencia, energía, cargas , que esto repercute directamente sobre nuestro cuerpo físico, sanándolo. Te ayudarán a que saques esa fuerza para enfrentar, moverte y generar los cambios necesarios para que recuperes tu propia energía y florezca de verdad esa persona libre que tanto quieres, tanto necesitas y tanto trabajas.

   Concluyendo: El fututo del ser humano, no está en el dominio del cosmos, sino en el conocimiento de su propio universo interior…ahí, es donde actúan las Esencias del México antiguo.

¿Quieres venir y animarte a probarlas?

Beatriz García Martín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: